Shop Mobile More Submit  Join Login
About Literature / Hobbyist GuadalupeFemale/Mexico Group :iconoc-welcome: OC-welcome
 
Recent Activity
Deviant for 2 Years
Needs Premium Membership
Statistics 95 Deviations 3,079 Comments 8,723 Pageviews

Newest Deviations

Favourites

Friends

Watchers

Groups

:iconoc-welcome:

Journal History

Activity


Un sueño extraño; una voz cantaba en mi oído y susurraba dulces palabras, palabras que ya le había escuchado decir alguna vez antaño y ahora las volvía a repetir como un mantra.
Esa voz me daba calidez y era tan tranquilizante escucharla, aún no había abierto los ojos pues no quería.

Era un sueño después de todo, sentía la brisa en mi rostro aunque sin saber exactamente de dónde provenía, la voz seguía cantando entre susurros y quise ver por primera vez a quien pertenecía.
Sin embargo en cuanto los abrí el sueño se había acabado y me encontraba de nuevo en la sala del comité organizador del baile.

No había nadie, o al menos eso creía hasta que gire la vista a la ventana abierta.
Una chica de cabello rojo esta inclinada sobre el alféizar y miraba con una extraña sonrisa el sol naciente entre los edificios pero lo que era aún más extraño era que nunca antes la había visto y a pesar de ello me sentía tan cercano a ella.
Era un sentimiento un tanto inquietante así que solo la observé durante un momento hasta que ella se percató de mi presencia.

— ¿Quién eres?— formule.

Intentó decir algo pero por alguna razón estaba tan nerviosa que no podía decir palabra.
Cuando parecía que diría algo Jazz y los demás entraron en la habitación, miraron desconcertados entre la pelirroja y yo, Jazmine comenzó a llorar y con asombro dijo cosas como: "No puede ser" o "Marie cuanto te extrañe".

No había prestado mucha atención a sus palabras puesto que me sentía tan confundido, ¿Quién diablos era ella?

De pronto todos estaban abrazándola, todos excepto yo.
Ella les abrazaba de igual manera lloraba y sonreía al igual que ellos, aunque después nuestras miradas se encontraron y captó el mensaje ya que se separó del abrazo grupal y me miró fijo pero aun sin responder.

—Chicos, ¿quién es ella exactamente?— el nerviosismo y el silencio era lo único que hubo en la habitación por un minuto hasta que Jazz intentó explicarlo sin éxito.  

—Verás Thom, ella... ella es...— enseguida se volteó y le pregunto a Fred algo que no pude escuchar aunque puedo adivinarlo a juzgar por la actitud general.

Al final fue Destiny la que me explicó ésta confusa situación.
—Thomas, ¿recuerdas que el tío Phineas y la tía Isabella te dijeron que tenían una hija?— asentí levemente con la cabeza tratando de ver a donde llegaría esta historia.

— Ella es Marie Flynn, tú no la conociste ya que se fue a estudiar al extranjero. —  Ahora sí podría declararme anonadado, ¿La hija del tío Phineas y la tía Isabella?

—Sí, recuerdo que mi padre y tío Phineas habían mencionado algo al respecto, pero ¿Cómo es que tú y Jazz la conocen?— Recordaba que mi padre y el tío Phineas me contaron que tenía una media prima llamada Marie que se encontraba en alguna parte de Europa estudiando, más aun nunca averigüe mucho más que eso. Lo que me tenía escéptico era la relación entre ella, Jazz y Dezz.

— ¿Acaso no cada verano vas con tu padre por dos semanas al lago solo tú y él?— asentí levemente. — Cada año el viaje con tu papá coincide con las vacaciones de Marie. — Al principio creí que diría algo más razonable y ¿En serio esperan que me crea tal patraña?
Ellos mentían lo cual quería decir que ella representaba alguien importante para mis amigos, y si ellos me excluían de esto debía respetarlo.

— Perdón, me gusta indagar—  ¿"Me gusta indagar"? ¿Cuán patético podía ser?
En cuanto esa frase salió de lo boca me avergoncé, ¡Tenía mejores excusas que esa!
—Lo sé — Contestó Marie. No pude evitar mirarla,   — Me refiero a que a mí también me gusta indagar — el nerviosismo en su voz me decía que ella ocultaba algo.
De alguna u otra manera sabía que la conocía de alguna parte, aunque no podía recordarlo claramente.

— Bueno...— Jazz nos miró a cada uno en la sala. — ¿Por qué no acompañas a Marie a sus clases, Thommy?— Jazmine tramaba algo.

— ¿Esta bien? — le preguntó Jazz, mas pidiendo perdón que permiso.
Ella sonrió.
Se despidió de todos en la sala y sujetó mi mano dirigiéndose a la salida, el roce de su delicada mano provocaba estática entre ambos. No pude evitar sonrojarme ante el hecho de que repentinamente me había vuelto muy consciente de ella.
Mire su mano sosteniendo la mía.
Nos encontrábamos en medio del pasillo del segundo piso y el sol avanzaba poco desde el alba.
Ella de pronto se dio cuenta de que aún sujetaba mi mano, su sonrisa ya no estaba, era como si nunca hubiera estado ahí, una expresión de pesar tomo su lugar.
En ese momento quería abrazarla pero, ¿cómo abrazar a alguien que apenas conozco?

— ¿Cuál es tu horario?— se me ocurrió preguntar, sacó una hoja y me la dio. Fue justamente ahí donde me di cuenta de que había algo demasiado raro en ella, nada malo pero tampoco nada bueno, sólo algo. Su horario era el mismo que el mío. — ¿Te gusta la física cuántica?—  pregunte fingiendo sorpresa.
Ella pareció aliviada, si quería averiguar que tramaba primero debía fingir ignorancia. Marie asintió y sonrió, por un momento me pareció hermosa.

— ¿Que te pareció Evan, el profesor de historia universal?— intente cambiar el tema de conversación quizás podría sacar algo de información por su parte.

— No parece un profesor   de historia — reí ante su respuesta, ¡rayos! Estaba bajando la guardia con ella.

— ¿Tú también piensas eso?, entonces ya somos dos—  mientras más nos manteníamos caminando y charlando no para fía evitar sentirme más cercano a ella. Pronto, demasiado para muy gusto, llegamos a la sala de ciencias. — Como veo que tu horario es el mismo que el mío la primera clase es física pero no comienza hasta dentro de...una hora. ¿Quieres ir a la cafetería o al patio?— fue lo único que pude decir tratando de pasar más tiempo con ella. Ella contestó diciendo que le caería bien un poco de aire fresco, entonces caminamos hacia el patio.

Caminamos un par de pasos cuando de pronto se detuvo bruscamente y observo con cautela los alrededores, su actitud y su postura defensiva eran algo paranoicas más aun su mirada desconcertada indicaba un miedo real.
Tome su hombro y note su temblor.

– ¿A que le temes?– pregunte y la desesperanza en su rostro solo me dijo que evitara preguntar más.





CONTINUA....
Thomarie- Una nueva esperanza y un nuevo amor 16
¡HOLA! 
Hace DEMASIADO tiempo que no subía un capitulo así que aquí esta, como que desde hace tiempo tenia algo así como problemas existenciales jajajaja bueno pero no me desgastare con charla innecesaria que sé que no leerá nadie.
Estaba pensando en cancelar la historia pero de pronto me invaden ideas que me lo impiden.
¡¿POR QUÉ DEMONIOS NO INVENTAN UNA MAQUINA QUE ESCRIBA TODO LO QUE PASA POR TU MENTE?!
Le digo a mi mejor amiga eso todo el tiempo ajajaja eso haría el trabajo más fácil a los escritores :)  


Kaili :iconhiplz:
Loading...
A R I S A


San Valentín ¿huh?
Supongo que es la única fecha que me permite recordar lo más importante de mi patética existencia.
Que estoy sola.
Mis padres no están la mayoría del tiempo, mi hermana mayor es alguien muy social que al igual que mis padres nunca está en casa.
En la escuela, creo que estoy mucho mas sola, gente a  alrededor pero aun así se siente hueco.
Todo un fastidio el día de San Valentín.
Eso pensaba


14 DE FEBRERO DEL 201X, 8:00 a.m.

Así comienza todo.
Me levanto, desayuno y camino a la escuela, pero hoy es diferente a todos los demás días.
En la escuela hay un ambiente meloso que me empalaga. Asco.
La sala de clases rebosando de globos llenos de helio en algunos asientos, flores y chocolates. Y al final entre las montañas de regalos de mis compañeros de clase encuentro mi lugar, el ultimo asiento de la esquina, justo junto a la ventana.
El salón de clase se ubicaba en la segunda planta del primer edificio lo que me facilitaba una mejor vista, un escape completo de la realidad.
-¡ARISA!- era Ania, quien gritaba desde el penúltimo asiento de la fila de a lado.
-Ayúdame a escribir una carta, ¡¿Por favor?!- suplicó dándole énfasis a la última "r" en "favor".
Suspire cansada y a penas comenzaba el día.
Ahí se fue mi primera clase de la mañana.



N O A H

Todo comienza por algo ¿no?
Observo alrededor, parejas acarameladas y románticas, confesiones de amor en distintas áreas del instituto, y mis amigos ayudándome con los millones de regalos que aparecieron en mi casillero cuando lo abrí.
Me siento un poco vacío al respecto todo esto.
Gustar ¿eh?
Sí, hay alguien que aparece en mi mente cuando pienso en esa palabra.
Nunca he hablado con ella, la he observado desde que tropezamos en el pasillo hace un año, ella va en la misma clase que yo, pero aun así, parece inalcanzable.
Cuando llego, ella esta mirando a la ventana, su expresión al hacerlo es hermosa, quisiera ver el mundo que ella ve.
Cada vez que intento decirle "Buenos días", hay algo que me interrumpe o me lo impide, este día es Ania quien lo hace. La única ventaja para mí es que ocupo un lugar continuo al de ella, pero aun sigue estando tan lejana.
La primera clase del 14 de Febrero pasa lentamente para mí.



A R I S A

9:10 a.m.  

¿Es posible pasarla bien en un día como San Valentín?
No lo sé, pero con seguridad, para mí, este día transcurre más lento que los demás días del año.
Todo se vuelve abstracto ante mi punto de vista, todo es así por alguna razón.
No comprendo el amor, eso es porque no lo he experimentado abiertamente como los demás.
Creo que me estoy precipitando a todo, al amor, al afecto y sobre todo a la gente que me rodea.

La tercera hora casi termina, sigo aburrida. Miro por quinta vez en esta hora el cielo a través de la ventana.
Esta nublado. Sé que lloverá.
Giro mi vista al asiento de a lado.
Noah esta observándome, me volteo rápidamente y fijo mis ojos en el cuaderno donde antes había escrito algo ilegible.
Aún siento su mirada sobre mí, lo miro por el rabillo del ojo pero el esta observando hacía otra parte.
Tonta. Quizás solo estaba contemplando la ventana.
Debo dejar de malinterpretar las cosas.
Soy patética.



N O A H

Nuestras miradas se cruzaron antes de que ella se volteara, la observo por un momento.
Ella esta nerviosa. Tal vez le incomoda que la observen, así que fijo mi mirada a otro lado.
Han sido pocas veces en las que nuestros ojos se han cruzado.
eso me recuerda a hace un año en esta misma fecha, nos tropezamos, ambos descuidados, ella leyendo un libro y yo tratando de encontrar un lugar donde esconderme el resto del día.
Ella solo dijo "lo siento" entre risas sin siquiera separar la vista del libro. Se sonrojo un poco aun sonriendo pero nunca me miró. Eso me hizo querer tratar de ver lo que leía pero siguió avanzando.
No se giró a verme.
Desde entonces esa chica, la cual era una completa desconocida para mi, se convirtió en una presencia mas brillante.
Ella solo había sido una compañera más, alguien que se sentaba al otro lado de la sala de clase, presente y ausente a la vez.
El que ella me ignorara me hizo querer saber porqué.
Ahora la veo a lado mio, perdida en sus pensamientos, alternando su atención entre el cielo que visible a través de la ventana y algo escrito en su cuaderno.

Unos minutos más tarde la suena el timbre.



A R I S A

10:00 a.m. (descanso)

Al salir el profesor las chicas del salón tres chicas del "buzón anónimo" llegaron a recoger las cartas de los que querían declararse.
Patético.
Si se quieren declarar bien podría ser de frente, no de una manera tan cobarde como aquella. El anonimato es absurdo cuando trata de temas del amor.
De entre las personas que entregaron las cartas estaban Ania y Noah.
¿Por qué Noah enviaría una carta?, bueno,  es algo raro ya que él siempre huye en este día para esconderse de las chicas que se le declaran.  
Ania le puso su firma porque quería que esa persona la tuviera en cuenta y supiera quien era esa enamorada.  
Ella era una chica muy romántica pero era un asco escribiendo cartas de amor, yo soy un asco en el amor y sin embargo una romántica sin remedio.
Ania no era un cobarde por ese método sino que era tímida, al final de la carta ella lo había citado para declararse una segunda vez frente a frente.
En comparación con Ania yo nunca me había declarado mediante una carta.
Jamas se me había declarado nadie, fui yo la que se declaro 3 veces y fue rechazada.



En cuanto Ania entrego la carta a las chicas corrió hacia mi y me sonrió nerviosa.
-¿Crees que la lea?- dijo.
Sonreí ante su ansiedad.  
-Lo hará. y también te aseguro que te corresponderá.- le conteste. Ella me abrazó agradeciéndome y se fue a comprar su almuerzo y el mio, pago por la carta.
Ella había estado haciendo avances con un chico de segundo, es decir, un año mayor que nosotras y, se notaba que Ania le gustaba. No le comente esto a ella porque quería ver quien de los dos daba el primer paso.
Ahora solo falta ver como mi amiga es correspondida por la persona que le gusta.
En ese aspecto, yo tenia envidia de Ania.



Mientras esperaba a Ania saque mi cuaderno y escribí  en él:
"Cuando uno acostumbra a no conseguir nunca lo que desea, ¿sabes qué pasa? Que acaba por no saber incluso lo que quiere."

Era una cita de Haruki Murakami que me encantaba. Era casi como describirme en unas pocas palabras y el ser consciente de eso me hacia querer llorar.

No me di cuenta hasta que sentí mis mejillas húmedas. Estaba llorando realmente.
Nadie prestaba atención, o eso creí hasta que intente limpiar mis lágrimas y vi frente a mi a Noah ofreciéndome un pañuelo. Nada dijo cuando lo acepte y volvió a su almuerzo.
Aún anonadada y con el pañuelo entre las manos ante tal gesto mis lagrimas que al comienzo silenciosas se convirtieron en sollozos. En ese momento me encontraba demasiado sensible al ser consciente de mi misma y él haciendo este tipo de cosas lo empeoraba.
Después de unos momentos pude calmarme y caí en la cuenta de que no había nadie en el salón, solo él y yo.

-Gracias- murmure. Él me observo antes de asentir con la cabeza.



N O A H

"Hoy le diría", me prometí. Le había escrito una carta.
¿Por qué era tan difícil decir "me gustas"?
Noté que Ania también había escrito una para enviar por el "buzón anónimo". Ella también tenia miedo de confesarse.
Tener miedo a ser rechazado, lo comprendo. Observe a Arisa; estaba sonriendo a Ania.
Al poco rato Ania se fue al igual que todos.
Solo quedábamos ella y yo. No me atrevía a decirle nada, al menos no por el momento; no la mire por un momento pero cuando lo hice me alarme.
Estaba llorando. Tal parecía que no se había dado cuenta de ello porque se sorprendió cuando tocó sus mejillas e inmediatamente se dispuso a secarlas; sin saberlo ya me encontraba frente a ella con un pañuelo en mano. Ella se sorprendió pero lo acepto. Me fue imposible decir palabra así que volví a mi lugar. Ella me siguió observando y, un momento después largo a llorar aun más.
No sabía que hacer, no podía tocarla, ¿ y si eso lo hacía aún peor?
Ella sollozó durante un poco más hasta tranquilizarse.
-Gracias- musitó. No pude hacer más que solo asentir.
No me volvió a dirigir la palabra solo nos miramos por lo que parecieran horas.
Quería saber la razón de su llanto. Mas no conseguí formular tal pregunta.
Conocía mucho de ella, o al menos las pequeñas cosas, como que su autor favorito era Ángeles Mastretta, su libro favorito: Mal de amores, amaba el chocolate amargo, tiene un carácter fuerte, se enoja con facilidad, siempre sonríe cuando hay alguien cerca, se emociona por la más mínima cosa, habla muy poco de su familia, dice que su color favorito es el negro pero también le gusta el rojo, azul y blanco, ama tomar fotografías al cielo y a lo que sea, llora cuando nadie la ve, le gusta escribir casi tanto como leer, es una gran amiga de Ania, y he escuchado que en secundaria se confesó tres veces a tres chicos diferentes  y todos la rechazaron.
Esto último me resulta estúpido por parte de aquellos chicos, ¿habrán estado ciegos?
Aunque han sido pocas las veces que he hablado con ella en todas y cada una de esas conversaciones me sigue pareciendo que es una chica fascinante.





Ania llego dos minutos más tarde con dos paquetes envueltos en papel aluminio, le dio uno a Arisa y al dárselo le pregunto la razón por la que sus ojos estaban hinchados.
Arisa me miró y yo le devolví la mirada. No le dijo a Ania que había llorado, era un secreto.

El timbre sonó y el hora de comer acabó.




A R I S A

11:40 a.m.

A la hora de historia las chicas del buzón anónimo regresaron, ahora entregarían las cartas.
Dijeron varios nombres entre ellos los de Ania y Noah.
No me sorprendió que Noah recibiera más de cinco carta "anónimas", sin embargo me irritó saberlo. Ania también recibió una carta que en cuanto la leyó derramó algunas lagrimas. Era de aquél chico.
Ella volteó a verme y le dedique una sonrisa.
La última carta que entregaron me sorprendió.
La carta iba dirigida a mi. Aún con duda pase a tomar mi carta.
El sobre tenía escrito mi nombre, grado y grupo, inequívocamente era para mi.
Sentí la mirada de Noah sobre mí; la curiosidad me hizo abrir el sobre con rapidez.
Leí cada línea por lo menos dos veces. Entonces, y solo entonces comprendí muchas cosas y ninguna a la vez.
Atesoraría aquella carta y a su remitente.

Me gire y vi a Noah a los ojos los cuales estaban expectantes.
Sin pensarlo más formule un sí.

El final de la carta decía:

"Y aunque creas que es una locura, te quiero tanto como tú a los libros.
Sé que solo quieres que alguien te quiera como eres, yo lo hago.
Tuyo.
Noah"


Creo que valió la pena no desechar del todo estos sentimientos, hace un año que me di por vencida con Noah, sin embargo no pude hacerlo por completo.

Tal vez no todo es tan malo.
No todo es tan malo.
¡Feliz San Valentín! 
Aquí tratando de terminar una de las TANTAS historias que tengo en Google Keep.
Ayer vi the Hybrid child y me puso nostálgica y dije ¿por qué no?
Y he aquí espero les guste, Arisa podría decirse que es como una parte de mi.
Noah, es como mi chico ideal ajajja 

Espero subir algo mañana, pero ya no prometeré nada porque no estoy segura de cumplir.


Kaili :iconhiplz:
Loading...
DANVILLE, 20XX



Phineas e Isabella eran una pareja normal, ¿cierto? A lo mejor en cierto sentido de la palabra. Danville se había convertido en una de las ciudades más modernas de Estados Unidos gracias a las Industrias PnF, Phineas Flynn y Ferb Fletcher eran los inventores del siglo sin embargo incluso las vidas de talentosos inventores no todo es de color rosa.

En la residencia Flynn-García Shapiro una pequeña pelirroja de cinco años exploraba entre las herramientas de su padre mientras tarareaba una melodía, pronto comenzó a sacar todo de la caja y juntando de su lado izquierdo los destornilladores y del lado derecho las piezas sobrantes de experimentos de su padre comenzó a darle forma. Por el momento el único espectador era un ornitorrinco que descansaba en una esquina de la habitación mientras vigilaba a su joven dueña.
Una hora más tarde la niña casi había terminado con su pequeño experimento sin embargo su padre entró abruptamente en la habitación en busca de sus herramientas, más aun grande fue su sorpresa fue encontrar a su hija con ellas.

– ¿Marie? – pregunto tratando de averiguar qué era lo que hacía la pequeña pelirroja.
 
– Papi, es Perry –  dijo Marie sonriente levantando el robot. Aún más sonriente el padre la tomo en brazos junto con el ornitorrinco robótico en miniatura. Entonces gritó a su esposa para que viera el primer invento de su hija, o al menos el primero que él presenciaba.
La mujer apurada entró creyendo que algún accidente había ocurrido, con el lápiz labial marcando una línea irregular a través de su mejilla izquierda debido al grito de su marido.

– ¿Qué pasa, Phineas? –  

– Isabella, mira esto. – dijo con cierto tono de orgullo. –Lo hizo Marie. –

Puso a la niña de nuevo en el suelo para examinar el robot a fondo aunque por desgracia en cuanto lo poso firmemente en la palma de su mano este exploto formando una gran nube de humo que pinto su rostro de negro. Isabella no podía disimular la risa.

– Enserio Isabella, no es gracioso – se quejó.  

– Pero si solo mírate, Phineas. – Isabella no sabía si seguir riendo o ayudar a su marido, entonces Marie llamó la atención de su padre un poco dudosa.

– ¿Estás enojado? –  en ese instante Phineas sonrió como siempre a su hija y la cargo en brazos nuevamente.

–Jamás podría estarlo. –  le contesto besando su mejilla y llenándola de hollín.

Isabella incapaz de aguantar tan tierna escena decidió tomar una foto de los dos amores de su vida, unos momentos más tarde se dio cuenta de que los tres iban retrasados en su encuentro.

– ¡Phineas!– exclamó – Vamos tarde a la casa de Ferb y Vanessa –

La niña pelirroja solo observaba a sus padres curiosa porque tanta prisa.

–Marie, por fin conocerás a tus tíos Ferb y Vanessa, y al pequeño Thomas. – comentó emocionado el padre de ella.

–Vayan a arreglarse. – ordenó Isabella.

Ambos, padre e hija se disponían a salir de la pieza cuando Phineas se detiene, se acerca a su esposa y con el pulgar le limpia la línea de lápiz labial que le abarcaba parte de la mejilla. Se oyó pronunciar un “Gracias”, esos eran de los muchos momentos especiales entre ambos y aquí la única que los observaba en esta ocasión era Marie puesto que Perry ya hace un rato que había “desparecido”.

La niña sonrió ampliamente y marchó a su cuarto a arreglarse. Una vez le dijo a su madre que cuando creciera quería casarse con alguien para tener una historia de amor igual a la de ellos. En cambio Isabella solo contesto con cierta tristeza: – “La tendrás, más pronto de los que crees” –
Un aviso, solo eso. Una niña que no sabía nada de lo que le esperaba.

Marie de entre sus cosas tomo el collar de oro con el dije de girasol que sus padres le habían regalado la noche anterior, no se lo puso pues estaba reservándolo para una ocasión especial y por alguna razón ella creía que lo debía traer puesto al momento de conocer a su medio-primo. Por un momento el collar brilló, más sin embargo, ella pensó que solo era el sol reflejándose en el dije.






Dos semanas atrás había sido el sexto cumpleaños del hijo de Ferb Fletcher y Vanessa Doofenshmirtz, desde el principio Thomas, había demostrado muchas aptitudes para la música y la construcción cosa que alegraba a ambos padres.

Como regalo su padre le había regalado una guitarra eléctrica con la esperanza de que el niño más adelante la usara; en una caja de terciopelo negra su madre le había dado una plumilla con su inicial grabada en ella, el pequeño había agradecido de lo más feliz los obsequios asegurando que los cuidaría más que nada.

Ese día llegarían de visita sus tíos y su media prima, reuniéndose por primera vez en tres años. Ambos niños no se recordaban claramente pues eran muy pequeños en aquel entonces.
20 minutos antes de llegar sus tíos y aburrido de la espera subió al cuarto de música donde un gran piano negro de cola que abarcaba una de las esquinas de la habitación. Hace ya algunas semanas atrás había comenzado a entender las partituras por lo que tomo del estante que estaba al fondo del cuarto una de las partituras; eligió a Sonata Luz de Luna, Beethoven. Un clásico. Su favorito de entre todas las melodías que pudiera imaginar.

Un día su padre le preguntó por qué le gustaba la tanto aquella melodía, él solo contesto que le recordaba a alguien, alguien que él quería mucho pero no sabía de quien se trataba.
Completamente inmerso en la posición de sus manos sobre el teclado no se dio cuenta del “publico” que se deleitaba con se interpretación. Al terminar escucho aplausos provenientes de la puerta.
Y ahí estaban sus padres, sus tíos Phineas e Isabella a los cuales reconocía por fotos que su padre le mostraba de vez en cuando e incluso supuso que la pequeña pelirroja del vestido y lazo anaranjado, pecas, gran sonrisa y grandes ojos azules y brillantes que lo observaban con fascinación era su media prima Marie.

La pelirroja se acercó de inmediato a él; con una sonrisa aún más grande que al principio y sus mejillas sonrojadas de la emoción le pidió que tocara de nuevo. Thomas con leve sonrojo de su parte asintió con la cabeza y volvió su mirada al piano.
Al rato, comenzaron las presentaciones.

–Thomas, ella es Marie– dijo Ferb señalando a la niña.

La aludida se aferró al brazo de su medio primo el cual buscaba zafarse de su agarre pero sin éxito, el pequeño Fletcher forzaba una sonrisa avergonzado de la muestra de afecto.

El resto de la tarde ambos niños platicaron horas y horas, sin embargo la única que platicaba era Marie quien sacaba un nuevo tema de conversación en un santiamén cada que veía que Thomas no decía media palabra; en ningún momento Thomas quito su vista de Marie, los adultos se dieron cuenta de tal acción y creyeron que el menos estaba fascinado aun eso estaba algo cerca de la verdad, no era así, más bien curiosidad es lo que era.

Había algo especial en ella, estaba un poco embelesado aunque también desconcertado. Él mismo se preguntaba lo que era sin respuesta.

Tal vez con el tiempo sabría lo que era, tal vez jamás lo comprendería o quizás solo era tal cual sospechaban los adultos, estaba  fascinado con ella porque o la recordaba y ahora la veía nuevamente.

A lo mejor era un sentimiento pasajero, o no.




CONTINUA…
THOMARIE- UNA NUEVA ESPERANZA Y UN NUEVO AMOR 1.0
Después de casi un mes desparecida ¡AQUÍ ESTOY! 
Había dicho que haría nuevamente mi fic pero el día planeado no pude, en la descripción del ultimo escrito que publique menciones que andaba enferma pues... empeore. 
Pero aquí está lo prometido.
Espero subir más del remake pero aun va lento el proceso de mi imaginación :D

Ojala les guste tanto como a mi. Sin embargo, si no, les agradecería comentaran para así poder mejorarla.


Créditos de los personajes:
:iconsam-ely-ember: :iconangelus19: :iconmelty94:


Kaili :iconhiplz:  :iconholaplz:
Loading...
Comenzaré por decirte que eres un dolor de cabeza, nunca había encontrado a una persona tan frustrante como tú.
¿Y sabes que?, espero no encontrarla.
Cada mañana después de despertar, frente al espejo práctico decir "Te amo" y a pesar de ello cuando estoy contigo pierdo la confianza de decirte aquellas palabras tan simples y a la vez tan difíciles. En mis ojos solo éstas tú, ¿por qué no te das cuenta de ello?
Quisiera que me miraras y vieras ese sentimiento que se mantiene en silencio esperando a que lo descifres, que tú también sientas esto que es mucho más fuerte, que por ti me volví idiota y ahora malditamente cursi.
Dicen que las personas enamoradas cambian y, yo lo he hecho.
Cada que se encuentran nuestras miradas, ¿planeas siempre apartar la vista?
Siento que por más que quiera no puedo simplemente abrazarte porque tengo miedo de perder esta amistad que me permite estar a tu lado.
Decir que me he enamorado de ti desde hace mucho tiempo no basta, nunca lo hará.
Y a final de cuentas soy patético al escribirte esta carta que obviamente nunca leerás solamente la guardare en un cajón junto a muchas otras y seguiré como si nada ocultando éste sentimiento del cual nunca te enterarás detrás de canciones y cartas.


Tuyo.


THOMAS.
TnM- Una carta para ti.
Primero que nada Feliz Navidad, ando enferma pero aun así aquí, les deseo lo mejor y quisiera saber que les parece, estaba escuchando una canción (Lee Jang Woo- Saying I love you)
deberían escucharla esta hermosa era inevitable no imaginar a thomas y a marie con esta bellisima canción. 


Creditos a la respectiva creadora de Thom y nuevamente Feliz Navidad 


Kaili :iconhiplz:
Loading...
La contemple con la mas profunda devoción que podía, ella era hermosa, y yo un tonto enamorado.
Ella ladeo la cabeza y con una sonrisa de lado me observaba con sus bellos ojos azul cielo, su cabello cobrizo ondeaba con la brisa.
-Aram...- murmuro con su suave voz.
Estaba apoyado con la mano sobre mi rodilla sentado al borde de la terraza dejando caer y balancearse la pierna que tenia libre.
Solo quería disfrutar observarla, deleitarme viendo su hermosa silueta mientras danzaba a la par de la música de orquesta que sonaba por el iPod.
¿Que mas podía pedir?
Solo una cosa mas, solo codiciaba una sola cosa mas.
Tenerla entre mis brazos sentir de cerca su aroma, besarle como nunca y que de sus dulces labios salgan esas palabras que harían poner mi mundo de cabeza.
!Hombre¡ ¿Como es posible que en tan poco tiempo esta chica tomo un lugar tan importante en mi vida?
No lo sé. Pero lo que tengo seguro es que ella es mi oxigeno para vivir.
Tiempo atrás, vi bailar a una linda niña en el jardín de esta casa, no había nadie quien mirara, solo yo, un curioso niño de ocho años quien pasaba por ahí.
En ese instante quede embelesado por aquella niña y sus gráciles pasos.
Yo diría mi primer amor.
Ella vivía en su pequeño y maravilloso mundo y sin embargo yo, sin permiso alguno la seguí contemplando, yo no sabia nada de ella, creí que esa magnifica sonrisa en sus labios reflejaban cuan esplendida era su vida.
Yo no estaba enterado que esa alegre niña era quien mas sufría.
Después de diez años puedo verla con mas cercanía, ahora sé cuanto es el peso que ella lleva sobre sus hombros.
Pese a todo, ella aun sigue sonriendo.
Sonrió ante la idea de que ella aquí es un pequeño gorrión, uno que sigue extendiendo sus alas sin importarle esta gran jaula en la que vive.

Ladeo mi cabeza de misma forma que ella y sonrió abiertamente.
- Mi pequeño y hermoso Gorrión.- digo dejándola confusa y curiosa.
"Si, yo te dejare extender tu alas lejos de aquí." pienso para mis adentros.
Como decirte
Por ahora es un One-shot pero si quieren continuación o un principio mas elaborado comenten y lo haré. :D
Loading...

deviantID

KaiLi-fan-thomarie's Profile Picture
KaiLi-fan-thomarie
Guadalupe
Artist | Hobbyist | Literature
Mexico
Mas sobre mi--
soy escritora novata, me encanta la música y todo lo relacionado al sentimiento-

Mi familia en DeviantART.

Mi papa: :iconnorticusblackwell: y tambien mi mejor amigo :D

Mi gemela malvada: :iconnekochibicori-chan:

gemela: :iconphinbellla:

Mis Hermanas:
la bipolar =>:iconkathy-thomariefan:
las normales bueno eso dicen => :iconthomarie9: :iconrosyfriend:
la rara=>:iconscarletblast83:
la loca fanatica a los simpson =>:iconnancyliz:
y la centauro => :iconfanny19:

Mejores amigas: :iconthomarie9: :iconphinbellla: :iconkathy-thomariefan:

Primos: :icon610vann1:

Amigas: :iconcaandu:

mi vecina de enfrente: :icontheloverdancing:

tia: :iconthomarie1923:

las personas a quienes admiro: :iconangelus19: :iconksukira: :iconsam-ely-ember: :iconciomy: :icon610vann1: :iconnorticusblackwell: :iconnancyliz: :iconphinbella1000: y muchos mas pero no me alcanzaria para ponerlos a todos...

:iconlavlavplz:

Y SI NO LO SABIAN SOY ORGULLOSAMENTE :iconmexicoplz:
Interests
  • Mood: Love
  • Listening to: Marianas trench ft jessica lee- good to you
  • Reading: nada
  • Watching: nada
  • Playing: mi mente
  • Eating: nada
  • Drinking: agua
Recientemente he estado INACTIVA, pero nada serio, las vacaciones de 2 meses de la escuela ya comienzan asi que habra mas actualizaciones.
Mas noticias en cuanto acabe mi tarea de fisica, es decir, 3 dias a mas tardar.

KAILI.  :iconhiplz:

AdCast - Ads from the Community

Comments


Add a Comment:
 
:iconnancyliz:
NancyLiz Featured By Owner Apr 1, 2015  Hobbyist General Artist
Feliz, feliz no-cumpleaños, ¿a mi? ¡A mi!

OK... NO.

¡Muchísimas felicidades!, espero te la pases muy, muy bien y recibas muchos pastelazos... quiero decir, regalos xD :giggle:

Te mando muchos, muchos abrazos y un beso enorme (no se como un beso puede ser enorme pero YOLO XDDD). :heart::heart::heart::heart::heart::heart:

:iconaawwplz::iconaawwplz::iconaawwplz::iconaawwplz::iconaawwplz::iconaawwplz::iconaawwplz::iconaawwplz:
Reply
:iconkaili-fan-thomarie:
KaiLi-fan-thomarie Featured By Owner Apr 7, 2015  Hobbyist Writer
ajjajaj perdón no haberla visto antes, GRACIAS :iconhugplz:
No creí que alguien se acordara aquí ^^'   
En serio, agradezco sumamente tu felicitación >///< :iconawwplz:
El pastelazo lo recibes conmigo ajjaja 
Reply
:iconzinchacondor:
ZinchaCondor Featured By Owner Apr 1, 2015  Hobbyist Traditional Artist
Gracias por el torso de Destiny.
Reply
:iconkaili-fan-thomarie:
KaiLi-fan-thomarie Featured By Owner Apr 1, 2015  Hobbyist Writer
De nada 
Reply
:iconzinchacondor:
ZinchaCondor Featured By Owner Apr 1, 2015  Hobbyist Traditional Artist
Ojala el torso fue clasico, si?
Reply
Add a Comment: